¿Por qué tener un “fondo de emergencia” antes de invertir?

Para compartir!

La vida está plagada de imprevistos. Una avería en el vehículo o aire acondicionado. Una fuga de gas en la casa que se debe reparar inmediatamente. Se rompe la tubería. Surge una situación de salud o bien usted pierde el empleo, son situaciones comunes e impostergables que pueden provocar que su balanza económica pierda equilibrio. De ahí la importancia del “fondo de emergencia”.

Un fondo de emergencia que le permite salir adelante con sus metas sin poner en riesgo sus ahorros, sus objetivos de inversión y sus compromisos cotidianos, incluyendo las deudas. Pues, algunas emergencias suelen costar bastante dinero, además de que como su nombre lo indica, se trata de necesidades, por lo general, imprevistas.

De lo contrario, cuando se presenten se verá abrumado financieramente. Son muchas las personas que ante gastos imprevistos se ven obligadas a recurrir a deudas, muchas veces informales y con una alta tasa de interés, que solo hace que deteriore aún más su situación.

¿Cuál es el monto mínimo?

La analista financiera, Luisa Tejada, directora de la firma Mi Libertad Financiera, explica que el fondo de emergencia o reserva de dinero debe contemplar entre tres y seis meses sus gastos fijos para contrarrestar imprevistos por pérdida de empleo, enfermedad u otros motivos. Además, no se trata de sus ahorros, sino, más bien, de un ahorro aparte, exclusivo para situaciones inesperadas.

Forma de crearlo

La experta en finanzas personales indica que el primer paso es identificar qué cantidad de dinero gastas en tus consumos básicos. Preguntarse: “¿cuáles son mis ingresos y mis gastos mensuales?, ¿con qué facilidad puedo ajustar mis gastos?, ¿cuáles deudas estoy pagando, en especial la de alto interés?, ¿quiénes dependen de mis ingresos?”. Una vez respondido cada una, usted podrá determinar la cantidad de dinero que necesita en el mes para vivir.

Es decir, procure que cubra sus gastos en alquiler fijo, alimentos, medicamentos, servicios básicos del hogar, pago de pólizas de seguro y transporte (entre otros esenciales). Lo segundo, una vez hayas determinado el monto, destina al fondo de emergencia esa misma cantidad de tres a seis meses como mínimo. Por ejemplo: Si sus gastos fijos son RD$15,000 mensuales, usted debe contemplar guardar, al menos, entre RD$45,000 y RD$90,000.

En este punto, Tejada enfatiza que usted no debe hacer ningún tipo de inversión o gastos hasta que no complete su fondo. Posteriormente, recomienda colocar ese dinero en una cuenta de ahorros de alto rendimiento, para que le genere ganancias mientras esté guardado. Recuerde que usted debe guardarlo en un lugar de fácil acceso, pues ante una emergencia usted debe contar con él rápidamente (liquidez inmediata). No es el dinero que tienes invertido y que no puedes sacar.

Las inversiones se hacen pensando a mediano o largo plazo, no para disponer de ese dinero cuando usted lo necesite. Por ello, se invierte lo que usted no va a necesitar.

Antes de invertir

Asesores financieros coinciden en que contar con un fondo de emergencia le ayudará a seguir el plan de inversión preestablecido, aunque surjan imprevistos. Un ejemplo hipotético: Juan Pérez tiene RD$5,000 en su fondo de emergencias y unos ahorros de RD$4,000 que piensa invertirlo. Juan se quedó sin empleo el mes pasado, y sus gastos fijos este mes son de RD$1,000.

Ahora en su fondo le quedan RD$4,000. Pero los otros RD$4,000 lo destinó a la inversión a medio plazo, ya que no necesitaría ese dinero inmediatamente.

Es decir, que gracias a ese fondo de emergencia sus planes de inversión no se vieron afectados, por lo que al cabo de unos meses sus RD$4,000 serán más, por los intereses generados.

Pautas para su reserva financiera

  1. Fondo de emergencias. Si no lo tiene, construya uno. Considere sus gastos fijos y aquellas obligaciones ineludibles.
  2. Póngase una meta. Sobre en cuánto tiempo usted va a alcanzar el monto de al menos tres meses de salario.
  3. Solo para emergencias. Hay situaciones que no necesariamente son emergencias, como vacaciones o comprar ropa.
  4. Genera tranquilidad. Protege a las personas de tomar malas decisiones como solicitar un préstamo con tasa alta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *